Un mundo feliz

El otro día (el 17 de abril), en la sesión del club de lectura de jóvenes, comentamos el libro Un mundo feliz de Aldous Huxley, una novela escrita en 1931. Cuando lo escribió, Huxley no había leído todavía la novela Nosotros (1920) del ruso Evgueni Zamiátin, una novela precursora que alude explícitamente al dilema entre felicidad sin libertad o libertad sin felicidad que se les planteó en el Paraíso a Adán y Eva, pero parecía conocer muy bien el alcance de ese dilema. Como se sabe, Adán y Eva escogieron la libertad sin felicidad, al contrario que los personajes de Un mundo feliz, a los que ni siquiera se les plantea ese dilema (se les impone sin más la “felicidad”).

Tanto la novela de Zamiátin como la de Huxley y otras que vinieron después (por ejemplo, 1984 de George Orwell), dibujan sociedades antiutópicas (distopías) en las que las personas han perdido su libertad individual y están permanentemente controladas. Para abrir un debate sobre Un mundo feliz y sobre las sociedades antiutópicas en general, un alumno del club de lectura, David Murga, nos ha enviado el siguiente comentario.

La belleza de nuestra condición humana radica en nuestro imperfecto modo de vivir. Esas aparentes lagunas en nuestra existencia que a cada minuto nos hacen entrar en conflicto con nuestro entorno y nuestras emociones. Las experiencias fuertes y los momentos amargos son ciertamente parte esencial de nuestras vidas. Sin embargo, ¿qué tal si pudiéramos suprimir esas cuestiones negativas de nuestro mundo? ¿Qué tal si no tuviéramos que enfrentarnos nunca más a esos malos momentos? Que nuestras preocupaciones desaparezcan por siempre para no volver jamás. Es esa la realidad que nos propone Aldous Huxley en Un mundo feliz.

Un mundo feliz muestra la visión de un mundo futurista regido por un único modo de vivir: felicidad, individualismo y soma. La sociedad del Mundo Feliz reinventa diversos tópicos de la nuestra y propone un insólito modo de vida: desde la descomposición de nuestro método de reproducción, la invención de variedades humanas y el soma, la droga de la felicidad, hasta la educación mediante el sueño y el control psicológico. Una realidad sugerida, que entre nociones futuristas y un palpitante régimen de felicidad, conceptúa una distopía repleta de enseñanzas y mensajes críticos para nuestra sociedad. Una novela intensa, entretenida e ingeniosa, con personajes curiosos y escenarios sorprendentes, interesantes referencias culturales y políticas, que nos recuerda que en nuestro mundo de circunstancias perfectamente humanas éstas son la esencia de nuestra verdadera felicidad.

No hay arco iris sin un poco de lluvia.

David S. Murga (4º de ESO)

Y ahora, tu turno: ¿Qué te pareció Un mundo feliz? ¿Te gustaría vivir en un mundo “feliz” como el que dibuja Huxley? ¿En qué aspectos podríamos decir que nuestro mundo se parece al de esta novela?¿Piensas que Huxley nos advierte de peligros reales o que exagera? ¿Conoces otras obras —cómics, películas…— sobre distopías? ¿Ves probables las sociedades que esbozan estas novelas de ciencia-ficción? ¿Qué te parece preferible: un mundo feliz sin libertad o un mundo libre en el que cada persona tenga que buscar su felicidad? ¿Imaginas otras alternativas? ¿Cuáles?… Por opinar que no quede.

15 pensaments a “Un mundo feliz

  1. Tengo la suerte de haber leído Мы (Nosotros), Un mundo feliz, 1984 y alguna que otra distopía. De hecho es un género por el que siento interés, así que ahí van mis respuestas:

    strong>—¿Qué te pareció Un mundo feliz?
    —Me encantó, es una de esas historias que te deja pensando.

    —¿Te gustaría vivir en un mundo “feliz” como el que dibuja Huxley?
    —Supongo que a nadie en su sano juicio le gustaría, pero lo inquietante es preguntarse si les gusta a sus habitantes. Solo hay unos pocos inadaptados y todos los demás están encantados aunque sea a base de soma y de estar tan condicionados como un perro de Paulov.

    —¿En qué aspectos podríamos decir que nuestro mundo se parece al de esta novela?
    —Nosotros no tenemos tarros en las cadenas de montaje pero sí que tenemos cadenas de montaje con personas que las hacen funcionar. Y las especializaciones físicas Alfa, Beta, Gamma… en un mundo capitalista se pueden asociar a diferentes niveles socioeconómicos.

    —¿Piensas que Huxley nos advierte de peligros reales o que exagera?
    —Pienso que es ciencia ficción de la buena, de la que merece llamarse ciencia y hace pensar. También es ficción pero eso no evita que avise de peligros reales. El soma, el entretenimiento cinematográfico en el que se ven hasta los pelos de la alfombra y otros ingredientes de la sociedad descrita forman un entetanimiento (https://es.wikipedia.org/wiki/Entetanimiento) de primer nivel.

    —¿Conoces otras obras —cómics, películas…— sobre distopías?
    —Muchas, además de las mencionadas algunas de las que más me gustan son:

    Los desposeídos, de Ursula K. Leguin
    Metro 2033, de Dmitry Glukhovsky
    La era del diamante, de Neal Stephenson
    Farenheit 451, de Ray Bradbury
    Blade Runner, la película de Ridley Scott

    —¿Ves probables las sociedades que esbozan estas novelas de ciencia-ficción?
    —Como un todo tal vez no, el problema es que en la realidad sí que veo unos cuantos elementos distópicos.

    —¿Qué te parece preferible: un mundo feliz sin libertad o un mundo libre en el que cada persona tenga que buscar su felicidad?
    —Si de verdad se puede conseguir la felicidad total cediendo la libertad, para muchos puede ser una cuestión discutible. El problema es que nada garantiza que ceder la libertad otorgue la felicidad, más bien puede ser difícil de concebir la felicidad sin libertad. Así que de momento yo no cedería la poca libertad que tengo 🙂

    ¡Ha sido un placer leer los comentarios de Paco y de David S. Murga!

  2. Por cierto, que no todos los elementos que aparecen en estas distopías son malos en sí mismos. Por ejemplo las impresoras 3D (convertidas en compiladores de materia) son un elemento central en La era del diamante.

    Todavía no hemos llegado a conseguir lo que en el libro se cuenta, pero estas impresoras se están popularizando y por primera vez han sido capaces de imprimir un modelo de hígado (no funcional para transplantes):

    http://es.gizmodo.com/impresora-3d-crea-los-primeros-mini-higados-humanos-fun-478600536

  3. ¿Qué te pareció Un mundo feliz?
    -El peor futuro de todos, pero también el mejor.

    ¿Te gustaría vivir en un mundo “feliz” como el que dibuja Huxley?
    No hay arco iris sin un poco de lluvia. Eso lo responde, ¿verdad?

    ¿En qué aspectos podríamos decir que nuestro mundo se parece al de esta novela?
    -En la locura.

    ¿Piensas que Huxley nos advierte de peligros reales o que exagera?
    -Exagera peligros reales.

    ¿Conoces otras obras —cómics, películas…— sobre distopías?
    -Demasiadas, vivimos en una parecida pero no tan exagerada.

    ¿Ves probables las sociedades que esbozan estas novelas de ciencia-ficción?
    -Sí, si hay locos hay locura.

    ¿Qué te parece preferible: un mundo feliz sin libertad o un mundo libre en el que cada persona tenga que buscar su felicidad?

    -Vivimos sin ninguna de las dos cosas: no tenemos libertad y tenemos que encontrar nuestra felicidad

    ¿Imaginas otras alternativas?
    -Infinitas.

    ¿Cuáles?
    -Lee la respuesta anterior.

  4. Yo tampoco he leído el libro pero el tema me gusta. Eso de qué es mejor si felicidad sin libertad o libertad sin felicidad es un gran tema de debate, es una pregunta muy interesante. Estaría bien leer este libro.

  5. Un mundo feliz es un libro que aún no he leído, pero me lo leeré. Por los comentarios anteriores deduzco que trata sobre una vida futurista en la que se vive la felicidad con individualismo y tomando soma; una vida en la que no tienes que arriesgar algo para obtener otras cosas. (No hay arco iris sin un poco de lluvia.)

  6. El libro Un mundo feliz no me lo he leído aún pero me propongo leerlo porque por los comentarios que pone la gente en este apartado del blog parece interesante.

  7. Mmm… Este libro no me lo he leído, pero se ve interesante. Si tuviera que dar mi opinión sobre cómo quiero que sea mi mundo feliz, quisiera que sea aquel en el que todas las personas sean buenas y no malas personas.

  8. No he leído el libro, pero creo que trata de un tema bastante interesante, sobre cómo las personas deben ser felices. En mi opinión, la felicidad es un estilo de vida, no necesitas a nadie para ser feliz, la felicidad depende de ti mismo y, por supuesto, de vivir con libertad.

  9. No he leído este libro pero parece muy profundo y con un final que hace reflexionar. Quizás me lo lea.

  10. El libro no me lo he leído pero por el comentario que han puesto parece interesante. He escogido este tema porque es interesante, Un mundo feliz. Así se llama quien no quisiera que la vida sea siempre feliz sin haya tristeza ni sufrimiento, pero también sería muy aburrida si no hubiera estos sentimientos.

  11. Aunque no me he leído Un mundo feliz parece un libro interesante y quizás en un futuro me lo lea, el tema parece interesante por la frase: “Felicidad sin libertad o libertad sin felicidad”.
    ¿De verdad hay que elegir entre ser felices pero que no tengamos libertad o ser libres pero vivir infelices? Casi siempre hay un punto medio y en mi opinión la felicidad libre o la libertad feliz podría existir pero nunca luchamos lo suficiente por conseguirla.

  12. Aunque no me he leído Un mundo feliz parece un libro interesante.
    A mí me gustaría saber si mi mundo es feliz. Pero tambien hay que sufrir para tener un mundo feliz. 😉

  13. Yo no he leido la novela ni tengo interés en leerla pero me gustaría opinar sobre la felicidad. Esa sensación que rara vez se manifiesta en el ser humano es algo muy difícil de alcanzar, y aquel que la alcance la disfrutará poco tiempo. Creo que un mundo feliz es algo casi imposible, digo casi porque es verdad que es difícil que toda la humanidad se ponga de acuerdo y juntos alcancemos la felicidad, pero es muy probable, por no decir que siempre habrá alguien que tenga una ideología diferente. Esta división de ideologías es lo que hace que alcanzar un mundo feliz sea imposible. Además, aun consumiendo la droga de la felicidad, nadie garantiza su eterna existencia, lo que provocaría conflictos por la posesión de tal droga y la creación de nuevas mafias capaces de hacer infeliz a aquel que no pueda consumirla.
    En resumen, ni Adán ni Eva fueron capaces de saborear la dulzura de la felicidad, pero siempre existirá el “nirvana” para aquel que se lo merezca y pueda disfrutar de la felicidad eterna después de la muerte, pero nunca la disfrutará en vida.

  14. Un mundo feliz es una de las obras de ciencia ficción que leí para hacer el trabajo de investigación, y ahora me gustaría comentarla, puesto que fue una de las que más me impactó. En esta obra, Aldous Huxley nos presenta un mundo futuro en el cual la ciencia ha avanzado hasta el punto de que cosas tan básicas como la forma de reproducción humana ha cambiado.

    Sin embargo, este autor está simplemente advirtiéndonos de lo que puede llegar a suceder en un no muy amplio periodo de tiempo si no controlamos la ciencia ni la tecnología, puesto que en la obra también aparecen ciertos aspectos que se aproximan a la realidad en que vivimos: hoy en día el fenómeno de reproducción de la vida es posible sin necesidad del acto sexual, hay algunas enfermedades que se han eliminado por completo, etc. Además, la sociedad ha perdido ciertos valores, aunque no de forma tan exagerada como en Un mundo feliz, donde la felicidad depende de una sustancia química, y la sociedad es completamente hedonista pero vive sin libertad.

    En resumen, las circunstancias actuales tienen cada vez más características en común con lo que describe Huxley, de forma que no es disparatado pensar que la vida podría llegar a ser tan desagradable como lo predijo. Para evitarlo, es necesaria una reflexión moral con tal de poner límites y dar un buen uso a la evolución científica y tecnológica, puesto que probablemente la mayoría de nosotros no querríamos que nuestra vida fuera así.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *