Nujeen i Nasrine

Aquests dies s’ha estrenat a Barcelona Fuocommare, un documental del cineasta italià Gianfranco Rosi que va guanyar l’Ós d’Or al festival de Berlín d’aquest any (febrer del 2016). La pel·lícula va ser rodada a Lampedusa, una petita illa italiana de 20 quilòmetres quadrats d’extensió i una població d’uns 5.500 habitants. Per la seva situació geogràfica (a 205 km de Sicília i a 113 de Tunísia, és a dir, més a prop d’Àfrica que d’Europa), l’illa és un lloc on intenten desembarcar milers d’immigrants provinents de les costes nord-africanes. La pel·lícula està construïda sobre la base d’un contrapunt entre dos realitats molt diferenciades: per una part, tracta de plasmar la vida quotidiana d’alguns illencs, especialment de Samuel, un nen de 12 anys, que va a l’escola, li agrada fer punteria amb un tirador i ha de portar ulleres perquè té un ull gandul, i per l’altra, el rescat d’immigrants quan són a punt de naufragar perquè naveguen en embarcacions molt fràgils. Els personatges de l’illa estan més o menys individualitzats; dels personatges que han pogut sobreviure a les dificultats de la travessia, en canvi, se’ns deixa intuir genèricament les seves motivacions: que arriben impulsats per la fam, la por de morir en la guerra o a causa de la repressió, la busca de treball i d’un futur millor per a ells o per la seva família… L’objectiu de Gianfranco Rosi és molt clar: sensibilitzar els espectadors occidentals de la tragèdia dels immigrants que moren a la Mediterrània sense haver pogut tocar terra; és a dir, la denúncia d’un fet incontrovertible:  la Mediterrània s’ha convertit en un immens cementiri de vides humanes (es calcula que només en els nou primers mesos d’aquest any han mort a les seves aigües 3800 persones). La pel·lícula ens colpeja, però no deixa a la nostra memòria cap nom ni cap tipus d’identificació de les víctimes; ens presenta víctimes anònimes, no identificables (ens explica, en canvi, que els immigrants més pobres, que han pagat menys, han de viatjar a la bodega del vaixell i tenen, per consegüent, més risc de morir asfixiats o en cas de naufragi). És el mateix que va passar al seu moment quan vam llegir, per exemple, que “l’enfonsament d’un vaixell amb 700 persones al canal de Sicília és el més greu de les dues últimes dècades” (Cronologia dels naufragis amb immigrants al Mediterrani): a la pel·lícula i a certs informatius els immigrants morts son vistos com a números, cossos sense nom, rostre ni individualitat. És veritat que aquestes informacions sobre milers i milers d’immigrants són estremidores i ens porten a fer-nos moltes preguntes sobre les causes de les immigracions, el negoci del tràfic de persones, les formes d’acollida a Europa i sobre com s’haurien de resoldre aquests problemes.

naufragis-dimmigrants

[El Roto, vinyeta publicada a El País.]

Ara bé, sembla que l’empatia funciona amb més eficàcia quan sabem els noms de les víctimes. Les històries d’immigrants i refugiats que arriben amb més efecte als ciutadans occidentals i es queden per més temps a la seva memòria tenen nom i cognom. Són en aquest cas víctimes identificables que ens fan pensar que podríem ser nosaltres mateixos o qualsevol dels nostres familiares i amics. Pensem, per exemple, en el nen Aylan Kurdi: qui podrà oblidar mai el cos del nen jaient a la sorra?  Des que va aparèixer la seva foto als diaris, Aylan Kurdi i la seva família ocupen un lloc al nostre cor i al nostre record.

una-imagen-vale-mas-que-mil-ahogados

Per això, perquè les protagonistes tenen rostre, un origen, nom i cognom, entre les històries d’immigrants i refugiats que ens arriben aquests dies, la de les germanes Nujeen i Nasrine Mustafa, refugiades sirianes, s’ha convertit en un fenomen mediàtic. La seva història ens commou i ens fa creure en la força de voluntat, en la tenacitat i el coratge d’alguns éssers humans. La seva història és, malgrat totes les dificultats i tot el patiment que han viscut, una història d’esperança, però també —no ens enganyem— una petita excepció molt diferent de la desventura de tants altres milers de refugiats.

nujeen-i-nasrine-mustafa

Nujeen Mustafa (Alepo, 1999), que es mou en cadira de rodes (pateix paràlisi cerebral), no havia anat mai a l’escola als seus 17 anys. La més petita de nou germans, s’ha passat gran part de la seva vida mirant la televisió (“la televisió era la meva finestra al món des del cinquè pis on vivíem, perquè no podia sortir fàcilment a causa de la meva discapacitat”, ha explicat en una entrevista a La Vanguardia del 16 d’octubre de 2016). Després de sortir de Síria i arribar a Turquia, Nusjeen i les seves germanes tenien por que, a causa de la cadira de rodes, malgrat haver pagat 1300 euros per cap, no les deixessin pujar al bot que havia de portar-les cap Grècia… precisament el 2 de setembre de 2015, el mateix dia que el petit Aylan Kurdi (tres anys), el seu germà Galíp (cinc anys), la seva mare, Rehan Kurdi, de 32 anys (“Li tinc molta por a l’aigua, no vull anar-hi”, li va confesar premonitòriament el dia abans de morir a la seva cunyada, Teema Kurdi), i altres dotze persones van morir ofegades quan intentaven arribar des de Bodrum (Turquia) a l’illa grega de Kos.

trajecte-de-nujeen-i-nasrine

Nujeen ha mostrat el seu coratge per anar en la seva cadira de rodes des d’Alepo, ciutat ara destruida per la guerra, fins a la ciutat alemanya de Wesseling, al costat de Colònia, però si mirem la fotografia de més amunt, veurem que darrera de la Nujeen, empenyent la seva cadira, hi ha una de les seves germanes, Nasrine, de 27 anys, estudiant de Física, i aquesta entrada no pot deixar fora de focus la Nasrine, que ha lluitat i s’ha esforçat per no deixar enrere la seva germana minusvàlida: “Estic molt agraïda [a la Nasrine] pel que va fer. No parlem gaire d’això ara. En tot cas, fem broma. Si vull alguna cosa i ella no hi està d’acord, diu rient: “Eh, que et vaig empènyer per mitja Europa|” (La Vanguardia, 16-10-2016).

Fugint d’una ciutat destruïda per la guerra, les germanes Mustafa van recórrer 5600 km. Ara viuen a Alemanya, amb una altra germana i quatre nebodes, estudien alemany i somnien amb el futur. Els mitjans de comunicació en parlen perquè una periodista anglesa, Christina Lamb, ha publicat un llibre amb la seva història. Milers i milers d’immigrants i de refugiats han mort ofegats intentant arribar a Europa, i en alguns casos ni tan sol la seva família se n’ha assabentat, de la seva mort: ningú en parla ara. No tenen nom, no tenen rostre: són un número entre milers d’ofegats… El Roto, un cop més, té raó: al nostre món, “una imagen vale más que mil ahogados”. I d’aquesta contradicció dels mitjans de comunicació que parlen d’uns i no es preocupen d’investigar la vida que han deixat enrere els milers d’immigrants i de refugiats que han mort, qui ens salvarà?

[Més informació: “La extraordinaria travesía de Nujeen” (El País, 11 d’octubre de 2016) i “Ja em patit prou, només volem estar fora de perill” (La Vanguardia, 16 d’octubre de 2016).

36 comentaris a “Nujeen i Nasrine

  1. Leer la historia de las hermanas Mustafa me ha conmovido, y es que, como bien dice el texto, mostramos más empatía cuando conocemos el nombre de las víctimas y sus casos concretos. Estas chicas han sufrido muchísimo para poder sobrevivir y, como ellas, muchos más refugiados. Creo que ningún ser humano debería ser expulsado de su casa de esta manera. En un mundo tan desarrollado no entiendo como este tipo de brutalidades siguen sucediendo.
    En definitiva, creo que los gobiernos de los diferentes países del mundo deberían poder acoger a todas esas personas que huyen de sus hogares simplemente para poder sobrevivir.

  2. La historia de Nujeen y Nasrine es un claro ejemplo de dos personas valientes que superan una gran adversidad. Me ha emocionado conocer la historia de estas hermanas y también conocer por todo lo que han tenido que pasar hasta llegar donde están. Pero lo que más me ha impactado de esta historia es cómo Nasrine ha conducido a su hermana durante todo el viaje.
    Es realmente frustrante ver lo que está pasando tan cerca de nosotros y ver cómo los diferentes gobiernos de los países europeos no hacen nada para resolver esto y no ofrecen las ayudas que deberían ofrecer.

  3. Me ha conmovido la historia de estas dos hermanas que han hecho todo lo posible y lo han dado todo para conseguir alejarse de la guerra y para poder optar a una vida mejor en Europa. Pero estas dos hermanas han sido de los pocos refugiados que han conseguido llegar, en cambio muchos otros no han podido salir, han caído por el camino o finalmente la entrada a Europa les ha sido denegada.
    El problema con los refugiados está en parte causado por los gobiernos de los países a los cuales ellos intentan entrar sin que estos se lo permitan. Esto es un grave problema que solo unos pocos pueden solucionar.
    Por otra parte, están los medios de comunicación, que no nos informan adecuadamente sobre los refugiados, ya que solo nos hablan de unos pocos y no explican que detrás de estos hay miles que han muerto ahogados, y esto provoca una gran desinformación de la verdadera gravedad de este problema. El Roto define muy bien este problema con una frase: “Una imagen vale más que mil ahogados”.

  4. Esta es una historia que nos conmueve ya que es para nosotros muy fuerte que esté pasando esto en el mundo. Pero la realidad es que esto no es relativamente nada si lo comparamos con toda la gente que tiene que huir de su país a causa de la guerra y acaba muriendo ahogada sin que nadie le dé la más mínima importancia. Sorprende el hecho de que ahora, al conocer la historia de estas dos hermanas y ver por todo lo que han tenido que pasar, sí que pensamos que es una pena y que podríamos hacer algo por ellas, pero después vemos en una noticia que han muerto miles de sirios ahogados en el mar y lo vemos muy lejano para nosotros, pensando que no podemos hacer nada para evitarlo.

  5. La historia de estas dos hermanas es admirable y todo un ejemplo de superación, pero lo realmente conmovedor es que no toda la gente que está intentado sobrevivir ante esta situación lo consiga. A todos nos duele ver lo que está sucediendo pero sin embargo todos hacemos la vista gorda, y eso es lo realmente triste. Es inhumano ver las maneras en las que intentan huir de lo que era, y ya no puede ser, su hogar, y lo es aún más dejarles morir y negarles un sitio nuevo en el que puedan empezar de cero. Creo que el mundo es inmensamente grande y que en él cabemos todos, y es indiferente nuestro país de procedencia. Solamente hace falta ponerse en la piel de toda esa gente para entender que nosotros también necesitaríamos esa ayuda que ellos están cansados de pedir y no reciben.

  6. La historia de Nujeen y Nasrine es muy conmovedora porque impresiona el hecho de que estas dos hermanas han hecho lo que estaba en sus manos para poder huir de la cuidad donde nacieron y poder llagar a Europa donde pueden conseguir un mejor futuro.
    Es indignante que las personas deban abandonar su país y sufrir de tal manera que incluso algunas personas llegan a morir por conseguir un lugar donde poder vivir sin miedo. El tema de los refugiados viene a ser un problema causado principalmente por los diferentes gobiernos, porque ven que hay un grave problema y parece que lo dejan correr, no hacen gran cosa para solucionarlo, pero tanto el Gobierno como todos nosotros, que vemos este problema demasiado lejos y no ponemos remedio.
    Me parece muy conmovedora la historia de las hermanas, lo que más impacta más es que para conseguir su objetivo, como bien se dice en el texto, una de las hermanas haya cruzado Europa en silla de ruedas.

  7. La historia de estas dos hermanas es una historia conmovedora, como las de la mayoría de los refugiados que intentan huir de su país, ya que no es fácil para ninguno.
    Considero que se debería facilitar la huida del país y que pudieran irse a otro país sin guerras, sin tener que ir en balsas hinchables ni de malas formas.
    Por otra parte creo que se le da más importancia a algunos refugiados que a otros, todos ellos tienen un gran mérito intentando huir de su país, tanto los que lo consiguen como los que no, y creo que debería hablarse de todos, y hacer algo para solucionar tantas muertes, y ayudarles a ir a un país mejor, que, como cualquier ser humano, se merecen.

  8. La historia de Nasrine y Nujeen es conmovedora. Estas dos hermanas sirias han sido muy valientes al enfrentarse a algo tan duro como el huir de su país a su temprana edad. Además, una de las hermanas se ha enfrentado a ello con su discapacidad y también con su miedo al agua, cosa que me parece admirable. Las dos han tenido suerte de poder contar la una con la otra. Creo que es muy triste ver morir tanto a la gente que quieres como a gente que tal vez es desconocida pero que busca la misma felicidad que tú, y creo que ese es el sentimiento que las dos hermanas llevaban dentro. Me alegro mucho de que ahora estén en Alemania estudiando y que hayan podido conseguir su objetivo.

  9. Esta historia me ha llegado de una manera muy profunda al corazón, es una historia de lucha y de una superación tan increíble la de estas dos hermanas que me ha dejado sin palabras. Es muy cruel que en el mundo en el que vivimos tenga que pasar este tipo de cosas, realmente nadie merece ser dañado ni lo más mínimo y actualmente la sociedad no está concienciada sobre esto. En este caso me ha parecido ejemplar el comportamiento de Nasrine, que para mi es una heroína, pero casos como este deben de haber muchos y debemos estar alerta. En este mundo actual es mucho más importante el dinero y la política que la vida de una persona, y eso es preocupante y alarmante.
    Para terminar, me gustaría que todos hiciésemos una reflexión sobre las salvajadas que están sucediendo en este siglo XXI, principalmente en temas que repercuten tanto como el de los refugiados.

  10. La historia de estas dos hermanas realmente me ha llegado. El hecho de que se vean obligadas a abandonar su país (y todo lo que esto lleva consigo) por escapar de la guerra y sin ni siquiera tener la certeza de poder llegar a estar a salvo realmente es muy duro. No sé si yo en ese caso sería capaz de hacer todo lo que estuviera en mi mano y luchar tanto como ellas. A la par me parece indignante el poco trabajo realizado por parte de los gobiernos y la población en general para dar cobijo a estas personas que necesitan ayuda sí o sí, y muchas otras personas no llegaron a salvarse por ese motivo.

  11. Es muy difícil empatizar con todas las personas que lo están pasando mal, pues no puedes hacer nada al respecto, pero al conocer nombres y ver fotografías, un sentimiento de empatía y tristeza empieza a aflorar en nuestro interior.
    La fuerza de voluntad y el coraje de estas hermanas hacen de su historia una de más impactante. No se rinden, luchan y perseveran. Por ello, ahora ven las puertas de su sueño mucho más cerca.
    Como bien he dicho al principio, es muy difícil empatizar con todas las personas que lo están pasando mal en el mundo, pero personas como nosotros no podemos hacer nada.

  12. Al leer la historia de Nasrine y Nujeen me he quedado bastante tocado, la verdad. No llego a comprender cómo en un mundo tan “desarrollado” pueden suceder estas cosas. Solo de imaginar por todo lo que han debido de pasar las dos hermanas, se me ponen los pelos de punta. Por otro lado, miro esta hazaña hecha por las dos hermanas como una historia de superación increíble. Nujeen tiene el mérito de no rendirse jamás a pesar de todas las dificultades que tiene, y Nasrine tiene el mismo mérito o más, por no separarse de su hermana y ayudarla en todo momento.
    Espero que este tipo de historias se acaben muy pronto

  13. Es una evidencia que la historia de Nujeen i Nasrine es un claro ejemplo de lucha. Una historia que conmueve y que nos puede llegar a lo más profundo de nuestro ser… Pero ante todo no hemos de olvidar que esto es un solo ejemplo (que, afortunadamente, termina con un buen final dentro de lo que cabe) de centenares de casos, los cuales no terminan tan bien.
    No deberíamos necesitar imágenes e historias que nos recuerden que miles de personas mueren cruzando un gran mar cada año. Deberíamos tener presente que los grandes problemas no se encuentran en nuestra propia casa sino más allá de ella. Y, por supuesto, algo que no debemos olvidar es el hecho por el cual todos esos inmigrantes ponen en riesgo su vida y la de sus seres queridos: hambre, miedo, guerras…, motivos que se basan en intereses económicos y políticos ajenos, en cierta manera, a sus vidas, y motivos de los cuales ellos solo son simples víctimas y por los que no se les debería juzgar a la ligera.
    Con todo esto no quiero desmerecer, ni mucho menos, el trabajo realizado por Gianfranco Rosi, ya que apoyo completamente el hecho de que se realicen proyectos que tienen como fin concienciar a toda nuestra sociedad.

  14. Como todos los refugiados, es increíble por lo que han pasado estas mujeres. Aunque como bien dice el texto, empatizamos más cuando conocemos los nombres de cada persona junto a su historia.
    Es triste ver que hoy en día la gente tenga que huir de su casa, del sitio donde vive y donde está a gusto, de un sitio de donde no quiere marcharse, y tenga hacerlo por culpa de la guerra. Estamos en el siglo XXI, y en ciertos aspectos nos queda mucho por evolucionar y humanizarnos, ya que al fin y al cabo todos somos iguales.

  15. Sin duda la historia de estas valientes chicas es impresionante, sorprendente y conmovedora. Pasar por todos estos territorios mientras una tiene parálisis y está en una silla de ruedas es impactante. Creo que lo que todos deberíamos aprender de esta historia es que nunca nos hemos de rendir a las circunstancias que nos pone la vida.
    Pienso que, aunque haya una gran mayoría de gente que quiere la paz y quiere convivir con los demás, hay una diminuta y pequeña parte que no quiere que nada de lo que está pasando cambie, ya que se benefician de lo que está pasando. Pero como esta gente tiene el poder, por mucho que intentemos cambiar las cosas, estas siempre se nos complican. Si de verdad queremos que haya un cambio hemos de reivindicar más a nuestros superiores. Pero creo que hemos de ser optimistas, un día conseguiremos llegar a una cierta “utopía”, donde todos vivan en paz, harmonía y donde todo sea bienvenido.

  16. Esta historia nos narra la circunstancia de dos hermanas que con pequeñas expectativas han logrado lo que millones de persones buscan en estos momentos, un lugar donde vivir en paz.
    Todos estamos de acuerdo en que esta situación es inhumana, pero ¿realmente estamos actuando y ayudando todo lo que podríamos? La respuesta es no. La mayoría de nosotros no hemos movido un dedo para cambiar esta situación, pero, en cambio, poniéndonos en su lugar, desearíamos que nos ayudaran por pequeña que fuera esa ayuda.
    Esta historia afortunadamente la podemos leer, pero miles de ellas no, como se dice en el texto, pues están muertas en el Mediterráneo, y aunque pensemos que no, toda ayuda sirve.

  17. La historia de las hermanas Mustafa es un ejemplo de superación de una de tantas catástrofes que hay en el mundo. Ojalá estos problemas se acabaran en la humanidad, pero el humano es malo por naturaleza, busca el beneficio propio y por esta razón las guerras no acaban.
    El caso de ellas es digno de admirar por cómo su amor de hermanas supera todas las fronteras, dificultades y piedras que se les atraviesan en el camino.
    Para nosotros es muy fácil opinar porque no tenemos carencias básicas como el alimento, el agua y el hogar. Mucha empatía detrás de una pantalla, pero en esa situación es imposible sentir qué es pasar frío, hambre o simplemente no tener un sitio cómodo donde dormir.
    Sin embargo, ellas siguen sonriendo, una sonrisa que abre caminos por montañas, mares y por el mundo entero. Levantarse y saber que alguien sonríe contigo hace que la vida tenga sentido y esa alegría es la esencia de la vida.
    Finalmente, quiero decir que al fin y al cabo lo peor no es la desigualdad económica, lo peor es que haya tanta falta de amor y tantas personas llenas de odio y rencor. No pido una utopía pero sí una sociedad igualitaria.

  18. He de decir que la historia de Nasrine y Nujeen ya la había oído y me parece muy sorprendente y conmovedora, pero cabe destacar que esta es una de las pocas historias de los refugiados que tiene un final feliz.
    Y lo que me parece vergonzoso es que a día de hoy, después de todo lo que ha pasado con el tema de los refugiados, no se siga haciendo nada para poder mejorar esta situación.
    Los gobiernos, por mucho que dijeron que iban a hacer, a la hora de la verdad no han movido ni un dedo para poder solucionar este grave problema, incluso en la actualidad se habla de construir muros y mejorar barreras para evitar la entrada de estos inmigrantes.
    Si algo ha mejorado esta situación ha sido gracias a los voluntarios que se han prestado a ayudar a esta gente.
    El último programa que vi acerca de este tema fue Astral, que emitió grabaciones de los duros rescates en el mar Mediterráneo (cabe destacar que el barco que ayuda a salvar vidas fue donado por Livio Lo Mónaco).
    Un gesto que me conmovió mucho fue el de una de las madres que estaban siendo rescatadas, que tenía un menor de no más de 5 años, y su madre para calmarlo un poquito le dio un caramelo. Y lo primero que hizo el niño fue partirlo por la mitad y darle la otra parte a uno de los rescatadores que les estaban ayudando.
    A ellos, a pesar de lo poco que tienen, no les importa compartir, y nosotros, con todos los recursos y medios que tenemos, no somos capaces de hacer nada por ayudarlos.

  19. Recuerdo haber oído hablar del caso de Nujeen y Nasrine hace unos días en las noticias y de haber leído sobre ellas también. Realmente me parece una historia increíble y conmovedora, sobre todo el hecho de que Nujeen haya hecho el largo trayecto desde Siria hasta Alemania en silla de ruedas. Afortunadamente, llegaron sanas y a salvo a su destino, pero no todos los refugiados corren esa misma suerte, cómo olvidar, si no, al pequeño Aylan Kurdi. Como él, miles de refugiados se dejan la vida en busca de una mejor. Resulta frustrante que el odio y el rencor todavía reinen en diversos países del mundo y que den lugar a guerras y al sufrimiento de miles de personas. Lo único que está en nuestras manos es acogerlos con los brazos abiertos y darles esa oportunidad de futuro que merecen.

  20. La historia de Nujeen y Nasrine es un claro ejemplo de lucha contra la adversidad. Nunca hay que rendirse, pese a todos los obstáculos que encuentres.
    Me parece indignante que estemos en el siglo XXI y sigan pasando estas cosas. Al parecer, en el mundo que vivimos es mucho más importante el dinero que la vida de una persona. Yo creo que los gobiernos deberían ponerse de acuerdo y ayudar a huir a las personas del infierno que están viviendo. No solo se les debería dar importancia a las personas que lo consiguen, sino a todas aquellas que son valientes e intentan huir de su país aunque muchas de ellas no lo consigan. Todos deberíamos reflexionar sobre este tema, y creo que hay que pensar menos en política y en dinero, y pensar y sentir un poco más con el corazón y ponerse en la piel de todas estas personas.

  21. Sinceramente, con leer las primeras veinte líneas del artículo me ha bastado para poder escribir este comentario. Yo empezaría hablando de lo que sentiría cualquiera de los inmigrantes que arriesga su vida si pudiera ver que un documental sobre su vida gana un premio en un festival, pero que él sigue igual. Que se han gastado miles de euros en material, viajes para rodar, galas de entregas de premios, etc., pero que su vida no cambia.
    No creo que valga la pena todo esto. ¿Para qué quiero ver un documental sobre tragedias en el mar cuando a diario aparecen imágenes de ello en las noticias? Creo que la gente ya sabe lo mal que lo están pasando y los que quieren ayudar ya lo están haciendo. Todas las molestias que se han tomado para grabar un documental magnífico, las podían haber invertido en ayudar a las víctimas y no hacer de su vida una película.

  22. Al leer la historia de Nujeen y Nasrine me he quedado muy conmovida. Estas dos hermanas han tenido que luchar y superar obstáculos para poder alcanzar el objetivo que seguramente se proponían: vivir. Afortunadamente, y con gran esfuerzo, han podido alejarse de la guerra y conseguir así su objetivo. Un objetivo que, como estas dos hermanas, hoy en día mucha gente está luchando por alcanzar y no les está resultando nada fácil.
    Es indignante que actualmente, con la cantidad de recursos de que disponemos, no haya suficientes ayudas y, sobre todo, no haya suficiente interés (ya que creemos que lo que está pasando nos queda lejos) para poder ayudar a la cantidad de personas que se ven afectadas por la guerra y que se ven obligadas a abandonar su país.
    Según el artículo, empatizamos más al conocer el nombre de las víctimas pero, según mi punto de vista, no empatizamos hasta que de verdad no vemos por nuestros propios ojos los hechos. “Una imagen vale más que mil palabras”.

  23. Sorprende que a estas alturas sigamos encontrando noticias como esta. Es triste que sigamos dando la espalda a las personas que vienen alejándose de la guerra. Como dice el texto, nos impacta más una noticia cuando sabemos el nombre de los protagonistas. Y en este caso, con más motivo, porque una de las refugiadas va en silla de ruedas y no puede andar. Las dos hermanas hacen un viaje muy largo, pagando 1300 euros por persona, haciendo paradas en varias ciudades, superando todas las complicaciones que se les presentaban.
    A pesar de que nos emociona la historia de estas dos hermanas, no hacemos nada para cambiarlo, no somos conscientes realmente del problema que hay actualmente. Hay personas que mueren buscando una oportunidad para sobrevivir.

  24. Es una historia muy conmovedora pero lo triste es que este caso es de los pocos que acaban bien.
    Estas dos chicas son muy valientes, ya que han luchado y hecho todo lo posible para poder tener, dentro de lo que cabe, una buena vida. Es un claro ejemplo de que uno tiene que luchar y hacer todo lo posible para conseguir su objetivo en la vida. Además, es muy emotivo que su hermana Nasrine haya estado en todo momento con ella y la haya ayudado sabiendo lo duro que podría ser. Cabe destacar que este solo es uno de los casos de entre tantos millones, pero, como dice el texto, empatizamos más con las víctimas de las cuales sabemos los nombres.
    Espero que dentro de unos años seamos capaces de ayudar más a los que lo necesitan de verdad y dejamos de hacer la vista gorda, porque, a lo mejor, un día nos sucede a nosotros mismos.

  25. La historia de Nujeen y Nasrine es un claro ejemplo de la situación por la que pasan los refugiados. Nujeen y Nasrine han tenido que dejar su lugar de origen, donde nacieron, para ir a Europa y poder tener un futuro mejor.
    Es indignante que las personas tengan que dejar su país por guerras o por temas de política o necesidades económicas. El tema de los refugiados es un problema causado por los gobiernos. Las hermanas Mustafa han dejado familiares y amigos, vivos o muertos. Al final ellas han podido conseguir su objetivo, llegar a Europa sanas y salvas. Sobre todo impacta que una de ellas lo haya conseguido en silla de ruedas. Pero no todos los refugiados corren esa misma suerte, por ejemplo, Aylan Kurdi. Se podría decir que el odio, el miedo, la intolerancia, el dinero… vuelven a ganar de nuevo. Como Aylan Kurdi, muchos refugiados se dejan la vida en el mar. ¿Qué podríamos hacer aparte de acogerlos? Pues intentar parar estas muertes.

  26. Había leído historias parecidas pero esta me ha conmovido mucho. Lo que más me ha sorprendido es que Nujeen haya hecho todo el trayecto en la silla de ruedas con su hermana detrás empujándola cuando sabemos que no todos los refugiados llegan a su destino.
    Las dos hermanas han hecho un esfuerzo muy grande aunque Nujeen no estuviera en estado de salir. Aun sabiendo todo esto, los gobiernos no hacen nada, tenemos muchos recursos para solucionar problemas, pero no, ellos los recursos los usan para solucionar otros problemas y no para salvar a la gente.
    El pequeño Aylan Kurdi falleció intentando llegar a un país donde habría tenido una vida mejor, pero seguramente no ha sido el único niño que ha muerto, habrá muchísimos más de los cuales no sabemos nada.

  27. La historia de Nujeen Mustafa me ha parecido increíble, por ser ella una chica de nuestra edad, con sus limitaciones físicas y con todas las dificultades que ha vivido a los largo de su vida (no ha podido recibir una educación formal y ha vivido recluida en su casa). Para mí es un ejemplo de superación increíble, que haya tenido el valor de tirar para adelante y superar junto con su hermana miles de kilómetros que la separan de su país hacia un posible pero incierto futuro. Me hace darme cuenta de que somos afortunados, y de que la valentía y el coraje que nos planteemos en la vida nos puede llevar a conseguir muestra metas. Un ejemplo el de Nujeen, que finalmente ha conseguido su objetivo y podrá tener un futuro mejor en el país de acogida junto a su familia.

  28. La historia de estas dos hermanas me parece totalmente conmovedora y a la vez un jarro de agua fría que debería hacer despertar los ojos de los países europeos, que frente a esta situación se hacen los ciegos. Historias como estas deberían mostrarse más para que los jóvenes europeos de hoy en día valoren lo que tienen y agradezcan no tener que pasar por una situación así. Es un claro ejemplo de superación y de ganas de vivir. Porque al final del día todos somos humanos y a nadie deberían arrebatarle sus derechos, y mucho menos la tranquilidad de vivir en paz cada día de su vida.

  29. No puedo creer que estando en el siglo XXI, con tanta tecnología avanzada y tanta capacidad de poder hacer que la vida para el ser humano sea mejor, las grandes potencias permitan tragedias tan indignantes como estas.
    Al leer el texto me preguntaba: ¿por qué las grandes potencias no hacen absolutamente nada para poder ayudar a estas personas? Sin embargo, permiten que en sus aguas muera tanta gente. Personas que huyen de la guerra intentando salvar sus vidas y la de sus familias buscando una vida mejor, y que estos países no son capaces de acoger como se merecen.
    Quisiera que ese sueño que ellos buscan se cumpla, pero para eso se necesita gente buena y que sepa valorar todo por lo que han tenido que pasar. Pienso que todos tenemos los mismos derechos y que debemos ser libres. Libres y sin fronteras.

  30. La historia de las dos hermanas Nujeen y Nasrine me ha parecido muy impactante, ya que, aunque actualmente se están viviendo casos parecidos de superación y supervivencia, estas dos hermanas tenían un riesgo extra que los demás no tenían, que era el de tener que cuidar la una de la otra y sobre todo Nasrine de Nujeen, ya que esta iba en silla de ruedas. Pero lo que me resulta más impactante es que actualmente se dan miles de casos de gente que intenta salir de su país no porque quieran, sino porque se ven obligados a irse, y en el resto del mundo no se le presta la atención ni se le da la importancia que se le debería dar, porque mucha gente lo ve muy lejano y se desentiende y no se preocupa, comportamiento que me parece vergonzoso pero que, muy a mi pesar, pasa.

  31. Había leído historias parecidas pero esta me ha conmovido mucho. Lo que más me ha sorprendido es que Nujeen haya hecho todo el trayecto con la silla de ruedas con su hermana detrás empujándola, cuando sabemos que no todos los refugiados llegan a su destino.
    Las dos hermanas han hecho un esfuerzo muy grande aunque Nujeen no estuviera en estado de salir. Aún sabiendo todo esto, los gobiernos no hacen nada, tenemos muchos recursos para solucionar problemas, pero no, ellos los recursos los usan para solucionar otros problemas y no para salvar a la gente.
    El pequeño Aylan Kurdi, que falleció intentando llegar a un país donde habría tenido una vida mejor, seguramente no ha sido el único niño que ha muerto, habrá muchísimos más de los cuales no sabemos nada.

  32. La historia de estas dos hermanas, Nujen y Nasrine, me ha conmovido por todo el coraje y decisión que han debido reunir las dos durante este largo viaje. Un viaje que ya siendo duro de por sí ellas lo han tenido que afrontar con unas dificultades extras, como viene a ser la minusvalía de Nujen.
    Lo que más me ha gustado de la historia es el amor fraternal que ha mostrado Nasrine, demostrando todo lo que se puede llegar a hacer por una hermana que, a mi particularmente, como hermano mayor, me ha conmovido especialmente. Esta historia acaba con un final feliz, pero no todas tienen la misma suerte ni llegan a ser conocidas, así que espero que esta haga reflexionar sobre todo lo que tienen que pasar algunas personas en su intento por llegar a Europa.

  33. Sin duda alguna esta historia es totalmente conmovedora y un ejemplo de superación, valentía y lucha.
    Como bien dice el autor, al poner nombre y cara a estas dos hermanas las introducimos como un recuerdo con cariño en nuestra memoria y eso hace que empaticemos todavía más con su situación.
    Además, este texto hace que seamos conscientes de la situación que sufren diariamente otras personas por el simple hecho de haber nacido en otro lugar del mundo. Nasrine y Nujeen, al leer este texto, se convierten en las portavoces de esa cantidad de personas que diariamente arriesgan su vida en busca de una vida mejor.
    Por lo tanto, este texto no es más que una ventana abierta a la realidad, aquella que cerramos para no ver lo que no queremos ver.

  34. Al leer esta historia y los comentarios de mis compañeros he sentido que, sobre todo, esta historia les ha parecido conmovedora, de superación, y nombran la tristeza que les produce que no ocurra nada para cambiarlo. Que siga habiendo estos casos, aunque acaben mejor o peor.
    Yo siempre me suelo preguntar en estos casos: ¿qué podemos hacer?
    Claro que da impotencia y que estas historias al menos durante el rato que las estamos viendo, oyendo o leyendo, nos producen pena y solemos decir que por qué no se hace nada, pero sinceramente al cerrar este comentario volveremos a nuestras vidas, que afortunadamente son muy buenas y esta situación continuará así. Solo nos queda confiar en que un día todo esto se acabe, y que nadie más deba abandonar su hogar.

  35. Esta historia es una de esas que me hace pensar, recapacitar en lo afortunado que soy al vivir en condiciones tan buenas, teniendo comida todos los días, pudiendo ir a la escuela a estudiar… Muchas veces me quejo de todo lo que carezco sin valorar lo que tengo, y al leer estos hechos y las vidas de ciertas personas como las hermanas Mustafa me doy cuenta de todo lo que tengo y empiezo a valorarlo.
    Me gustaría que no hubiese este tipo de historias en el mundo. Que alguien tenga que pasarlo mal y recorrer medie Europa tirando de su hermana en una silla de ruedas es algo para lo que no te puede preparar nada ni nadie, y me parece vergonzoso que con todos los recursos que tenemos hoy en día no haya nadie capaz de dar un golpe en la mesa y ayudar a esta gente tan necesitada, que realmente lo está, hacen lo imposible para conseguir mejores condiciones de vida, y sin embargo nos quedamos de brazos cruzados sin hacer nada, hasta qué punto ha llegado esta sociedad que seres humanos no ayudan a otros seres humanos solo para tener más riquezas y poder.

  36. La historia de Nujeen y Nasrine es bastante conmovedora y, sobre todo, admirable. Estas dos hermanas son un ejemplo a seguir.
    Parece mentira que en el siglo en el que estamos continúen sucediendo estas cosas, que la gente tenga que huir de su casa e irse a otros países a vivir, dejarlo todo atrás y empezar una vida desde cero.
    Estas dos hermanas y muchas más personas en estas situaciones tienen que superar muchos obstáculos para conseguir lo que quieren, es una lucha continua.
    Historias como estas deberían ser utilizadas como ejemplo para hacernos reflexionar, intentar cambiar algo y que todo el mundo pueda ayudar, ya que cualquier pequeña contribución es suficiente.
    Afortunadamente, esta historia ha tenido un final feliz.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *