Carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo

Cuando empieza el curso escolar, en las escuelas, colegios e institutos es habitual que las familias mantengan sus primeras entrevistas con el tutor de sus hijos para conocerlo y transmitirle sus expectativas. Quizás no todas las familias necesiten hacerlo inmediatamente, sobre todo si ya conocen al profesorado y confían plenamente en el proyecto educativo del centro, pero muchas querrán hacerlo en algún momento u otro del curso para intercambiar impresiones sobre los resultados académicos, el comportamiento o la actitud de sus hijos, pues todas quieren lo mejor para ellos y saben que interesarse por lo que aprenden en clase e involucrarse en su educación son medios para ayudarles a conseguirlo.

Leyendo estos días un libro delicioso, A la carta. Cuando la correspondencia era un arte (Barcelona, 2014), una muy interesante selección de cartas de épocas y orígenes diversos, con memorables presentaciones de sus autores, a cargo de Valentí Puig, he conocido la carta que Abraham Lincoln escribió en 1830 al maestro de su hijo, un documento que puede llevar a pensar en las entrevistas de las familias con los tutores a principio de curso.

Querido profesor:
     Mi hijo tiene que aprender que no todos los hombres son justos ni todos son sinceros, pero enséñele también que por cada canalla hay un héroe y que por cada político egoísta hay un líder dedicado.
     Enséñele que por cada enemigo hay un amigo. Esto llevará su tiempo, mucho tiempo, pero enséñele, si puede, que más vale una moneda ganada que cinco encontradas.
     Enséñele a perder y también a disfrutar correctamente de la victoria. Apártelo de la envidia y enséñele, si puede, la alegría de la sonrisa callada.
     Enséñele a apreciar la lectura de buenos libros. Pero también a maravillarse con los momentos de silencio y en la contemplación de los pájaros, las flores del campo, los lagos y las montañas.
     Enséñele que vale más una derrota honrosa que una victoria vergonzosa.
     Enséñele a confiar en sus propias ideas, aunque los demás le digan que está equivocado. Y a que no haga las cosas simplemente porque otros las hacen.
     Enséñele a ser amable con los amables y estricto con los brutos.
     Enséñele a escuchar a todas las personas, pero que aprenda a discriminar lo bueno de lo malo y, a la hora de la verdad, a decidir por sí mismo.
     Enséñele a sonreír cuando esté triste y explíquele que no hay indignidad en las lágrimas.
     Enséñele a ignorar las voces de quienes sólo reclaman derechos sin pagar el precio de sus obligaciones.
     Trátelo bien, pero no lo mime ni lo adule, porque en el fuego se forja el acero.
     Enséñele valor y coraje, pero también paciencia, constancia y sobriedad.
     Enséñele a creer en sí mismo, porque sólo así podrá creer en la humanidad.
     Entiendo que le estoy pidiendo mucho, pero haga todo lo que pueda. Es un chico tan extraordinario, mi hijo…

Abraham Lincoln

Impresiona y conmueve, sin duda, pero, según parece, esta carta es apócrifa, se le atribuye a Lincoln pero no la escribió él, pues no figura en el listado oficial de sus cartas y, además, no pudo escribirla en 1830, cuando tenía 21 años y no era padre todavía (se casó en 1842 con Mary Todd, con la que tuvo después cuatro hijos). Y, sobre todo, su estilo y su contenido se adaptan demasiado convencionalmente al gusto y a algunas de las necesidades educativas de nuestro tiempo, más que a las del siglo XIX. Por tanto, aunque la carta transmita sensatez y ponderación, no deberíamos caer en la mixtificación de atribuírsela a quien no la escribió, aunque si se hubiera dado el caso, Lincoln bien hubiera podido suscribirla, como tantas familias de nuestros días.

Pero, en fin, puesto que muchas de las ideas que contiene pueden despertar el interés de los lectores de este blog y sugerirles comentarios jugosos, publicamos ahora esta versión de la carta (existen numerosas variantes accesibles en la red, tanto en inglés como en castellano) para abrir el debate y a modo de bienvenida al nuevo curso.

 

89 pensaments a “Carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo

  1. Tant és qui va escriure la carta, la veritat que seria magnífic una educació més individualitzada i no tan massificada, però en aquest país això no és important, total per què? només són joves formant-se!

    Tot i que crec que des de casa és des d’on s’ha de fer la feina més important!

    Ànims als mestres i professors i gràcies per la vostra feina.

    Aurora

    • Para mí, es un texto demasiado interesante y entretenido; también se me hace novedoso el autor que escribe este texto, que es Lincoln. Siento que nos llena de valores y un extenso vocabulario, también es muy especifico en todos los puntos y demasiado profundo y realista, por lo que se me hace demasiado interesante. Me ha gustado el texto.

    • En esa carta se puede ver que Abraham Lincoln fue una persona con responsabilidades y valores. Me ha llamado mucho la atención esta carta, ha sido interesante leerla, aquí aprendí a que los valores son muy importantes. Así que con estos valores nos hacemos personas más sociables y tenemos más conocimientos.

  2. Me parece una carta bastante conmovedora, cada frase leída me hacía olvidar la razón que tenía la anterior. Muy buenas palabras del que fue en su época un muy buen hombre y presidente.

  3. Es muy discutible que esta sea o no una carta escrita por Lincoln pero aun así es una carta con grandes valores y muy buenos argumentos.
    Son valores muy importantes para formar a una persona crítica, que respete y escuche a los otros y, sobre todo, que no caiga en el montón de gente que no piensa por sí misma. Habría que tenerlos muy en cuenta y recapacitar sobre todos y cada uno de ellos si realmente forman parte de nuestras vidas.

  4. Me alegro muchísimo de haber empleado mi tiempo en leer esta carta. Me ha encantado la manera en la que Abraham Lincoln defiende la enseñanza de los valores más importantes, y a su vez los que menos gente aprende y lleva a cabo.
    Cada frase que leía me parecía más increíble que la anterior, y cuando he acabado de leer la carta me he preguntado si hay alguna persona en el mundo que haya aprendido todos y cada uno de los valores que Abraham Lincoln pedía que fueran enseñados a su hijo. Simplemente magnífico.

    • Pienso que la carta en sí también nos quiere dar entender que el estudio va mucho más allá de las materias, números, reglas, etc. Pero veámoslo de una manera en la cual Abraham Lincoln, de una manera sabia y correcta, le dice al profesor de su hijo que trate de enseñarle valores para que aprenda a tener un concepto de la vida. Sabe que no siempre se va a encontrar a personas correctas en su vida, teniendo una expectativa diferente del estudio como tal, queriéndonos decir que sea algo diferente a todo lo común que conocemos. Ese es mi punto de vista.

  5. Abraham Lincoln, una persona sabia, por lo que se ve, daba más importancia a la enseñanza de los valores de la vida que a lo que te enseñan realmente en la escuela, porque una persona sabia es consciente de que la base para alcanzar una buena vida es empezar por la enseñanza de lo más elemental y esto te empujará a tomar los caminos correctos de la vida.
    Una carta magnífica.

  6. Esta carta, fuera o no escrita por Abraham Lincoln, refleja un gran moralismo, ética y responsabilidad en cada una de las pautas y enseñanzas que quería fueran transmitidas a su hijo. Estos valores resultan útiles tanto en el pasado como en el presente y nos pueden guiar hacia una mejor forma de vida, haciéndonos cambiar así nuestro punto de vista del mundo.

  7. La carta en sí misma no es nada irrelevante, quizás se la atribuyeron a Lincoln para atraer la atención y que pudiera atraer protagonismo. En ella se expresa un principio educativo: que el colegio no solo sea una entidad para aprender lo que hay escrito en los libros, sino para que los profesores enseñen algo más a los alumnos. Que les enseñen a tener una buena vida, a ser fuertes y justos. Y la justicia es lo que se necesita en la sociedad. Simplemente, que el sistema educativo no solo sirva para educar en cultura básica, sino para educar a una persona para que sea persona.
    Creo que las ideas que quiere expresar la carta son de gran valor y no deben ser menospreciadas. Pero es muy difícil que esos objetivos se puedan aplicar. La falta de interés de muchas personas que se encuentran en la educación, disminuye las posibilidades de que tales cosas se alcancen.
    La idea de poder enseñar valores importantes no es imposible, si más no, cuesta tanto como cambiar nuestro modo de vida al que nos hemos visto acostumbrados a vivir.

  8. Ya había visto esta carta anteriormente por internet y la verdad es que no me arrepiento de haberme parado a leerla. Pienso que es una carta muy conmovedora y que tiene un objetivo bastante bueno. Abraham Lincoln tiene toda la razón, ya que en la escuela no se enseñan esos valores y creo que son los más importantes que debe aprender una persona. Esta carta enseña que en la escuela nos enseñan a ser alguien que todo el mundo quiere que seas y no una persona de verdad.

  9. Me siento afortunada por haber leído esta admirable carta, ya que me ha hecho reflexionar sobre la educación actual. Bajo mi punto de vista, la educación que le pide Lincoln al maestro de su hijo, actualmente nos la enseñan en casa o la aprendemos nosotros solos.
    Aunque esta carta no fuera escrita por el mismo Abraham Lincoln, estaría bien tomar ejemplo de ella y aprender lo que el autor de esta carta le pide al maestro. Por eso, creo que hoy en día se deja de lado la información de esta carta, ya que no importa la clase de persona que seas, ni los principios ni valores que poseas, si para conseguir tus objetivos se tiene que ir en contra de ellos.
    Ahora se le atribuye esta enseñanza al tiempo, “con el tiempo las personas aprendemos “, y los maestros dedican su tiempo a enseñarnos su materia con la que obtendremos una información o lección de la cual la mayor parte se olvida.

  10. Pienso que es un carta que te hace reflexionar sobre todos los valores. Sí, es cierto que cuesta enseñarlos en las escuelas, pero se puede lograr. Esta carta, la haya escrita o no Lincoln, refleja los valores de la época. Aparte de enseñar lo escrito en los libros y transmitirlo en clase, se deben aprender otras prioridades en la de educación, solidaridad, relación, ser social… para así formarse como personas y estudiantes en el colegio. Ahora está visto que esos valores tienen que ser aprendidos en casa, en lo que en parte se tiene razón, pero entre escuela y casa tiene que haber un vínculo para formar una buena conducta y tener una comunicación sin miedos ni prejuicios.

  11. Sinceramente, quien escribiera esta carta es un concepto insignificante, ya que lo importante es lo que se quiere expresar en su contenido. Se anuncian diversos valores, como la amistad, la victoria, la cultura y el cómo saber llevar estos valores. Realmente, en nuestra educación no se intentan inculcar estos valores a los alumnos ya que hay diversos factores que hacen esto imposible, centrándose solo en lo que pone una guía de cultura como es un libro, pero hay muchos más aspectos que hay que aprender. Creo que el tener unos valores tiene mayor importancia que el tener unos grandes conocimientos, aunque no menosprecio ni mucho menos la cultura ni el conocimiento, simplemente pienso que sin tener unos valores no puedes ser un gran ser humano. La carta realmente creo que es fantástica, porque explica claramente grandes valores necesarios en la vida.

  12. Cada frase que leía tenía más sabiduría y razón que la anterior. Creo que estos valores son los que de verdad se deberían enseñar en la escuela, ya que son valores que nos formarán como personas y nos servirán toda nuestra vida, al contrario de las materias que estudiamos actualmente, ya que la mayor parte de ellas con el tiempo se olvida. Grandes palabras del que en su día fue un gran sabio y presidente de los Estados Unidos.

  13. Grandes palabras de un sabio, fuese quien fuese el que redactó esta carta, podemos apreciar que en todo lo que dice tiene razón, cada frase tiene un significado que te da que pensar. Es verdad que en el colegio actualmente no te enseñan los valores básicos de la vida, solo te enseñan la materia de los libros. Creo que todos deberíamos aprender del contenido de esta carta, a mi me ha hecho reflexionar. “Es importante tener cultura pero es más importante tener valores y saber cómo hacer las cosas bien y ser justos.”

  14. Los valores que el padre quiere que enseñe el profesor a su hijo son los valores que todas las personas del mundo tendrían que aprender y todos los profesores y padres deberían enseñar a sus hijos, pero esto no es lo que nos enseñan en las escuelas sino que nos enseñan a adaptarnos a la sociedad que nos rodea. Todos esos valores que se mencionan en la carta son los que todos deberíamos tener pero desgraciadamente la gran mayoría no los tiene o no los quiere tener.

  15. Esta carta refleja los valores y principios del ser humano. En general, muchas de las personas que la han comentado en el blog coinciden en que estos valores se han perdido, y eso para nada es cierto. Existen muchos chicos y chicas que están siendo educados o fueron educados de esta forma. Es cierto que actualmente los valores son inculcados por los padres y no por los profesores, tal y como pide esta carta atribuida a Abraham Lincoln, pero esto es un ejemplo más de la mala organización de la educación obligatoria en estos tiempos.

  16. Realmente, si esa carta es de Abraham Lincoln, es muy profunda. Pienso que tiene razón en todo, esos son los valores que nos deberían enseñar en el colegio, incluso nuestros padres, esos valores que no muchos tienen, ya sea porque en ningún momento se los han enseñado o porque no los han querido aprender.
    Si todos tuviéramos esos valores, cambiaríamos mucho, nuestra forma de ser cambiaría e incluso la de pensar.
    Sinceramente opino que Lincoln hizo muy bien en enviarle esa carta al profesor de su hijo, y ojalá muchos de nuestros padres enviaran cartas similares, y nos enseñaran valores desde pequeños.

  17. En esta carta Lincoln tan solo sintetiza aquello que la escuela debe ser. El mensaje que debemos obtener es que lo que debe ser enseñado en la escuela, aparte de lenguas y ciencias, es que un día saldremos de la protección paterna y descubriremos que no nos hallamos en un mundo homogéneo, y que cada cual debe saber ser persona. Sintetizando, Lincoln pide que al acabar su vida estudiantil su hijo sea UNA PERSONA.

  18. Esta carta, fuera o no escrita por Abraham Lincoln, muestra unos valores realmente extraordinarios que para nada deben ser olvidados por ninguno de nosotros. Estos valores no suelen ser enseñados en el colegio o en el instituto, son valores que más bien aprendemos nosotros con la propia experiencia.
    Bajo mi punto de vista, pocos valores de los mencionados en la carta son hoy en día tomados en cuenta, sobre todo el hecho de confiar en uno mismo y no hacer lo que los demás digan, algo que, últimamente, ha sido olvidado por mucha gente.

  19. Lincoln, un hombre sabio, ya he leído la carta y siempre la leo, me encanta, los que somos padres y maestros de nuestros hijos debemos inculcarles valores, para que el día de mañana sean excelentes personas y buenos ciudadanos.

  20. Esta carta refleja los valores y principios humanos. En general, muchas personas que la comentan en el blog coinciden en que estos valores se han perdido, lo que no es del todo cierto. Hay muchos niños y niñas que están recibiendo educación de esta manera. Es cierto que, de acuerdo con los requisitos de esta carta de Abraham Lincoln, los valores actuales los inculcan los padres más que los maestros, pero este es otro ejemplo de la ineficacia de las organizaciones de educación obligatoria en estos tiempos.

  21. Realmente, si esta carta es de Abraham Lincoln, es profunda. Creo que tiene razón en todo, estos son los valores que nos tienen que enseñar en la escuela, incluso a nuestros padres, estos son valores que muy poca gente tiene, o porque nunca los aprendieron o porque no los conocían. No quieres saber más sobre ella.
    Si tuviéramos todos estos valores, cambiaríamos mucho, cambiaría nuestra forma de vida e incluso nuestra forma de pensar.

  22. Pienso que es una carta muy conmovedora y que tiene un objetivo bastante bueno. Abraham Lincoln tiene toda la razón, ya que en la escuela no se enseñan esos valores y creo que son los más importantes que debe aprender una persona. Esta carta muestra que en la escuela nos enseñan a ser alguien que todo el mundo quiere que seas y no una persona de verdad.
    Nos enseña que debemos ser más fuertes y justos en cada situación que sé dé y a tratar con las personas, que cada una es distinta, con diferentes valores y enseñanzas.

  23. Independientemente del autor de la carta, pienso que el contenido de la misma es muy acertado en el modelo de educación para los hijos. Aunque también creo que es una labor muy complicado para los docentes, pues la mayor parte de estas tareas deberían ser enseñadas por los progenitores y aprendidas, personalmente, en base a la experiencia de la vida.

  24. Sea quien sea el autor de esta carta, tenía unos ideales muy correctos. Me parece que esta carta debería ser el modelo a seguir para todos nosotros. Poner en práctica todo lo que expresa será difícil, pero debemos intentarlo, sin que nadie nos obligue ni nos lo proponga, sino con voluntad y dedicación, porque solo de esta manera lograremos ser una mejor versión de nosotros mismos.

  25. Esta carta es muy interesante, aunque no fuera escrita 100% por Lincoln, trae una buenas enseñanzas y unos valores que cada uno puede practicar en su hogar y hasta en el colegio, para que así podamos ser mejores día a día, y además es muy interesante la introducción: que los padres envíen cartas o vayan al colegio para conocer a los profesores.

  26. Es una carta muy bien estructurada, muy simpática. Demuestra de lo que es capaz un padre o una madre con tal de que su hijo tenga una educación y valores adecuados…. Para que sean buenas personas y que en un futuro hagan lo mismo que lo que hicieron a su vez sus padres por ellos.

  27. Esta carta es muy significativa, nos da mucho para reflexionar en torno a la educación, pues el padre de familia le pide de la mejor manera al profesor de su hijo que al educarle también le enseñe valores y principios, para que así esté preparado y pueda afrontar la dura sociedad que tenemos. Le aconseja que le enseñe a luchar contra las adversidades, a ver las cosas de otras maneras dejando de lado lo común, algo que tal vez muchos padres deberían hacerlo más con los profesores, que haya esa confianza donde pueda caber un buen consejo. Sin nada más que decir, me ha encantado el texto.

  28. Para mí es una carta bastante conmovedora, cada frase que leía me hacía olvidar cuál era la razón que tenía la frase anterior. Muy buenas palabras de quien fue en esa época un muy buen hombre y presidente.

  29. Esta carta, a mi parecer, refleja valores y principios de un ser humano. Y chicas y chicos que están siendo educados o fueron educados de esta forma. Es cierto que actualmente los valores son inculcados por los padres y no por los profesores, tal y como pide esta carta atribuida a Abraham Lincoln, pero esto es un ejemplo más de la mala organización de la educación obligatoria en estos tiempos.

  30. Aunque esta carta no fuera escrita por Abraham Lincoln, creo que demuestra con sinceridad lo que piensa un padre amoroso; también me deja nuevas ideas en las que pensar y me ayuda a profundizar lo importante que son los valores, y lo que más me gusta y llama la atención es lo que dice sobre los amigos, me reconforta y alienta a confiar en las personas…

  31. Me parece una buena forma de reflexionar y pensar en mis valores e ideas, el modo que afronto la vida y cómo mejorar como persona, me hace pensar en los antiguos métodos de educación y los actuales.

  32. Esta carta, ya fuera escrita por Abraham Lincoln o no, muestra algunos valores verdaderamente extraordinarios que ninguno de nosotros debería olvidar. Por lo general, estos valores no se enseñan en las escuelas o instituciones, sino que son valores que preferimos aprender de nuestra propia experiencia. En mi opinión, los valores mencionados en la carta rara vez se tienen en cuenta hoy en día, especialmente el de creer en uno mismo en lugar de hacer lo que dicen los demás, esto es algo que muchas personas han olvidado recientemente.

  33. Esta carta, fuera o no escrita por Abraham Lincoln, refleja un gran moralismo, ética y responsabilidad en cada una de las pautas y enseñanzas que quería fueran transmitidas a su hijo.

  34. Mi mamá pediría que los profesores nos ayuden a orientarnos y a ser más estrictos con nosotros para poder así tener más responsabilidad e ir cumpliendo cada tarea para no atrasarnos y que haya confianza en solucionar cualquier problema.

  35. Un padre siempre estará a nuestro lado en las buenas y en las malas, y si nos exigen en nuestros estudios no es por molestar sino que nos quieren ver triunfar y ser unas excelentes personas con valores únicos.

  36. Esta carta de Abraham Lincoln es una carta muy conmovedora porque tiene muchas frases que nos hacen pensar, lo que más me llama la atención es: Enséñele que por cada enemigo hay un amigo, porque cuando una persona se hace enemigo de otra persona, al final se hacen amigos.

  37. Abraham Lincoln es un hombre que sabe de lo que habla cuando le dice al profesor qué es lo que necesita su hijo, aunque él no haya escrito la carta es algo que todos deberíamos leer, entender y aplicar en nuestra vida diaria.

  38. Aunque esta carta no hubiera sido escrita por Abraham Lincoln, creo que demuestra la sinceridad de lo que piensa un padre amoroso, también me deja nuevas ideas en las que pensar y me ayuda a profundizar lo importante que son los valores, y lo que más me ha gustado y llamado la atención es lo que dice sobre los amigos: me reconforta y me alienta a confiar en las personas.

  39. Esta lectura me parece bonita porque aquí el profesor dice que todos los modos de aprender son veraces: enséñele que por cada villano hay un héroe y que por cada egoísta hay un generoso, también dice que por cada enemigo hay un amigo y que más vale moneda…

  40. Esta carta, la verdad, me parece muy interesante, la forma de expresarse en cada palabra es magnífica, pues el saber lo que Abraham Lincoln quiere expresar a un maestro es sorprenderte, el saber los valores que tiene y los valores que quiere que se le enseñen a su hijo. Me siento feliz de haber leído esta carta, pues te hace reflexionar mucho aunque esté dirigida a un docente. Y me parece que lo que él quería que se le enseñara a su hijo debería ser lo que todo padre quiere que le enseñen a su hijo.

  41. Es una carta muy reflexiva que contiene varios valores, como la amistad, la victoria, la cultura, la alegría, y muchos mas valores muy importantes.
    En todo lo que dice tiene razón, cada frase tiene un significado que da mucho que pensar.
    Todas las frases nos dan una enseñanza para pensar y reflexionar sobre lo que pasa en la vida de cada estudiante y lo que un padre le pide al profesor por su preocupación.
    Nos quiere expresar las enseñanza de nuestros profesores, que todos los días tienen que planificar lo que enseñar y presentar en clase.

  42. Esta carta es muy interesante, ya que hay en ella unas magnificas palabras para el maestro. Nos hace reflexionar sobre lo que en verdad piensa un padre amoroso para proteger a su hijo. Las sabias palabras escritas en la carta son palabras que no se olvidan jamás. Y también nos dice que hay que aprender a perder y a disfrutar correctamente de la victoria.

  43. Pienso que necesito más en mi formación, ya que me di cuenta mientras estaba leyendo la carta de que me falta un poco más de los valores aprendidos, por eso lo necesito. Respecto al contenido, casi todo está bien dicho esto y viene con doble mensaje que llega al público o al profesor en este caso. La carta inculca varios valores, como: “Enséñele a sonreír cuando esté triste y explíquele que no hay indignidad en las lágrimas…”, y esto nos da un valor muy grande, pues antes, por un ejemplo, decían: los hombres no lloran, y no es así: todos podemos llorar, pero la carta en sí me parece muy atractiva por la forma como transmite las cosas y puede guiar más o menos a los padres para saber qué pueden hacer con los hijos y también a uno mismo. En fin, la carta ha gustado mucho.

  44. Me ha gustado mucho la carta por su forma de pedir por su hijo sin echar la culpa al profesor o a su hijo, sin hacerlo con enojo o ira, sino por el bien de su hijo y con respeto, con unas palabras y oraciones que llegan a motivar. Esta carta es algo que nunca me cansaría de leer en los momento en que me siento mal o en los tiempos en que estoy teniendo éxito.
    Puede que sea o no una carta escrita por Lincoln, pero no por eso deja de ser maravillosa.

  45. Esta carta, la verdad, me pareces muy interesante, por cómo expresa las palabras, por cómo Abraham Lincoln quiere dar palabras a los profesores y por darnos valores que no hemos conocido y que pueden enseñarse a los hijos. También da una reflexión a muchos docentes.

  46. Esta carta, sea o no escrita por Abraham Lincoln, demuestra que es un gran padre para su hijo ya que le pide con amabilidad a un profesor enseñarle muchos valores a lo largo de su vida estudiantil, también le dice que sí puede hacer algo, no lo obliga a hacerlo.

  47. Esta carta expresa algo muy realista, ya que el padre no busca la perfección, sino una enseñanza sana y que se pueda cumplir. Cada frase tiene coherencia y cosas sencillas de aprender, me pone feliz que los objetivos del padre también se basen en su hijo. Se siente como si conociera a su hijo y esa relación es hermosa.

    Siento que una de las frases que mejor me ayudarían o identificarían seria la de: “Enséñele valor y coraje, pero también paciencia, constancia y sobriedad”, ya que creo que el valor es algo que me falta y es algo muy importante para el diario vivir.

  48. Este texto nos deja para pensar sobre los valores, nos hace reflexionar bastante, nos ayuda a ser mejores personas y a tener un mejor pensamiento. Creo que hay que aprender más de estos textos que nos ayudan como jóvenes.

  49. Esta lectura nos enseña a conocer los diferentes valores de una manera que todos podemos entender, ya que Abraham Lincoln le comenta al profesor los valores que le enseñó a su hijo y los que quiere que el maestro le enseñe para que a lo largo de su vida sea una persona respetuosa y solidaria.

  50. En esta carta se expresan los valores que un padre desea que le enseñen a su hijo, trata de expresárselos al maestro de una forma sorprendente. Quiere que le enseñe a su hijo los valores, en qué consisten y para qué le servirán más adelante a lo largo de su vida, le hace reflexionar al maestro, trata de enseñarle lo que se puede hacer.

  51. Es muy sabio pedir estas enseñanzas, ya que muchas veces nos formamos en nuestro aprendizaje estudiantil, en el colegio, en la escuela. A veces aprovechamos que estamos lejos de nuestros padres para comportarnos mal y los profesores, con miedo, simplemente no pueden decir nada, pero con esta carta un padre le explica al profesor que no tenga miedo, que forje a su hijo para que sepa que en todo momento debe portarse. Este padre le dice al profesor que le enseñe lo que él quisiera que le enseñen con mano dura porque así se forjan buenas personas, y él sabrá cómo comportarse en todo momento y será una persona de bien,

  52. Me parece una carta bastante conmovedora, cada frase leída me hacía olvidar la razón que tenía la anterior. Muy buenas palabras del que fue en su época un muy buen hombre y presidente.

  53. Este texto, a pesar de que sea falso, dice cosas que hasta se pueden aplicar en la vida diaria, ya que un padre pide al profesor que enseñe algo a su hijo. La forma de expresarse del autor hace que yo sienta como si mi mamá o mi papá dijeran algo a algún maestro, siento que todo lo que dice es lo que cualquier padre pediría que enseñen a su representado.

  54. Aunque esta carta no hubiera sido escrita por Abraham Lincoln, creo que demuestra con sinceridad lo que piensa un padre amoroso; también me deja nuevas ideas en las que pensar y me ayuda a profundizar en lo importante que son los valores, y lo que más me gusta y llama la atención es lo que dice sobre los amigos, me reconforta y alienta a confiar en las personas.

  55. A mí me parece una carta bastante conmovedora, cada frase hacía olvidar otras. Muy buenas palabras de quien fue en su época un muy buen hombre y presidente.
    Creo que demuestra con total sinceridad el amor de un padre.

  56. Esta carta me parece interesante, no se sabe quién la escribió pero pone todos los problemas que un niño puede tener a lo largo de su vida y un padre le pide al profesor que le enseñe a su hijo, y aunque sabe que le está pidiendo demasiado, lo hace porque sabe que es lo mejor para su hijo.

  57. Yo veo en esta carta que un padre sabe qué es lo correcto que debe aprender su hijo, que diferencie muy bien lo que es bueno de lo que es malo, pero que muchas veces se puede confundir. Este padre menciona, por ejemplo, que el profesor le enseñe a su hijo que más vale una derrota honrosa que una victoria vergonzosa, haciendo referencia a que no todo en la vida es ganar, que a veces es mejor perder, y así en toda su carta va distinguiendo lo que es lo bueno y lo que es lo malo.

  58. Esta carta me parece muy interesante y llena de sabiduría, a pesar de no haber sido escrita por Abraham Lincoln. Es una carta maravillosa ya que le pide al profesor de su hijo que le enseñe buenos valores, para que sea una buena persona en el futuro.

  59. La carta de Abraham Lincoln,es muy profunda y conmovedora ya que nos enseña los valores, a saber escuchar, a saber perder y también ganar, ya que en esta vida nada es fácil, pero tampoco imposible si sabes luchar por lo que quieres. Nos dice que debemos tener confianza en nosotros mismos y que debemos ser justos con los demás aunque ellos no sean justos con nosotros.

  60. A mi parecer, es una carta muy conmovedora porque el autor quiere que el maestro le enseñe modales a su hijo para que sea un hombre hecho y derecho, para que, sobre todo, pueda tener un futuro. Aunque la carta no sea de Abraham Lincoln, expresa algo muy bonito.

  61. A mi parecer, esta carta es muy interesante ya que su autor tenía unos grandes ideales como se ve en todas esas frases. Es muy cierto que anteriormente los profesores eran quienes enseñaban valores y principios, cosa que es muy opuesta a hoy: en la actualidad, la educación, los valores y principios vienen de casa y los profesores refuerzan eso.

  62. Esta carta, a mi parecer, es muy interesante ya que es muy conmovedora, porque quiere que un maestro enseñe valores a su hijo para que sea un hombre de derechos, amable y respetuoso para toda su vida y para que tenga un mejor futuro, pero eso siempre recordando las enseñanzas de su padre tanto como las de su maestro que fueron enseñadas en sus clases.

  63. A mí me parece una carta muy entretenida ya que nos enseña cómo uno de los mejores presidentes le pide al profesor de su hijo que le enseñe cómo es la vida, cómo debe afrontarla, cómo debe superar los obstáculos y cómo debe superar a esas malas personas que te quieren hundir.

  64. Esta carta me parece muy interesante ya que este padre se preocupa por el bienestar de su hijo y por que los docentes o profesores que lo educan lo ayuden con lo que más puedan para lo que mejor le convenga a su hijo y para que se haga un hombre de bien.

  65. Me parece muy bueno lo que Lincoln le escribió al profesor para que a su hijo, aparte de cosas de la escuela, le enseñen valores, para que pueda tener valores y sepa cosas que le ayuden en la vida.

  66. Esta carta tiene palabras muy sabias puesto que Abraham Lincoln hace una reflexión muy grande. Dice verdades sobre la vida y cada frase es más sabia que la anterior. Dentro de esta carta se encuentran diversos valores, como la amistad, la cultura y cómo saber llevar estos valores. Realmente creo que es de mucha importancia socializar en este tema con el resto de personas, ya que una buena educación nos hace mejores personas con mejores valores.

  67. El contenido de la carta es muy acertado como modelo de educación para los hijos. Aunque también creo que es una labor muy complicado para los docentes.

  68. Aunque la carta no haya sido escrita por Abraham Lincoln, pienso que todo lo que expresa es correcto. La persona que escribió la carta sabia muy bien lo que quería que su hijo aprendiera, pero eso no quiere decir que los profesores estén obligados a enseñar valores, si bien los profesores los recalcan, los que tienen el deber de enseñarles valores a sus hijos son los padres. El escrito de la carta es hermoso porque desde el punto de vista de una hija él lo escribió para que sus hijos sean buenas personas.

  69. En mi opinión, esta carta es una petición muy acertada, explica claramente cómo debe ser la educación y cómo debe ser educado un chico. La parte que más me conmovió de esta carta es cuando dice: “Enséñele a ser amable con los amables y estricto con los brutos”, siento que es una frase que en la vida uno debe entender y aplicarla.

  70. A mi parecer, es interesante la carta ya que se ve que un padre pide que le enseñen a su hijo cosas que va a necesitar en el transcurso de su vida y quiere que sea un buen ciudadano. Más que pedir profesores con posgrados, se preocupa por los valores de su hijo ya que si él sabe qué es bueno y qué es malo, no necesitará al mejor profesor para aprender, simplemente dependerá de sí mismo para poder lograr lo que él quiera.

  71. Esta carta me pareció muy sincera, ya que expresa el sentir de un padre de familia hacia del maestro de su hijo.
    El mensaje escrito en esta carta nos da a conocer que el maestro no es aquel que únicamente brinda materias siguiendo una planificación establecida sino que es el encargado de orientar al estudiante para que se forme como un ser humano.

  72. Esta carta es muy interesante, ya que hay en ella unas magnificas palabras para el maestro. Nos hace reflexionar sobre lo que en verdad piensa un padre amoroso para proteger a su hijo. Las sabias palabras escritas en la carta son palabras que no se olvidan jamás. Y también nos dice que hay que aprender a perder y a disfrutar correctamente de la victoria.
    Todas las frases nos dan una enseñanza para pensar y reflexionar sobre lo que pasa en la vida de cada estudiante y lo que un padre preocupado le pide al profesor de su hijo.
    Nos quiere expresar las enseñanza de nuestros profesores, que todos los días tienen que planificar lo que enseñar y presentar en clase.

  73. Mi opinión acerca de esta carta es que nos enseña algo muy importante, tanto a los alumnos como a los maestros, incluso a cualquier persona que la lea. Ya que nos dice que siempre por algo malo también va a haber algo bueno y, que nosotros nos debemos transformar o convertir en esa parte buena. Así como también los maestros tienen que tratar de enseñar y lograr que aprendan los estudiantes todo lo bueno que puedan. Los padres también deben tener preocupación por sus hijos en el ámbito académico.

  74. El texto es muy interesante y aunque no hubiera sido escrito por Abraham Lincoln nos da a conocer grandes valores que se pueden aprender para ser buenos estudiantes y buenas personas. Nos da a conocer también que en la vida hay personas que piensan diferente y que actúan de forma diferente y que hay que aprender a ser diferentes y pensar en los demás.

  75. En esta carta se nota la responsabilidad que toma un padre de familia por su hijo en su educación, nos habla sobre algo muy importante que es el saber de todas las cosas y no específicamente en las materias como matemáticas o ciencias, sino en poner en práctica los valores y la creatividad de cada ser humano, nos enseña que siempre debemos aprender a escuchar comentarios que pueden beneficiarnos en nuestra vida cotidiana. En la carta lo que indica el padre son consejos que nos ponen a reflexionar y concienzar sobre la manera de reconocer lo malo de lo bueno para avanzar en nuestro aprendizaje.

  76. Aunque la carta no haya sido escrita por Abraham Lincoln, lo que se refleja en ella son cosas correctas, ya que la persona que escribió la carta sabía lo que su hijo tenía que aprender y lo que los estudiantes debían hacer para tener una buena formación.

  77. Esta carta está llena de sabiduría, ya que Abraham Lincoln siempre fue un hombre que hacía reflexiones muy inteligentes y apropiadas. Cada una de las frases que nos comparte tiene el detalle de ser más sabia que la anterior. Además podemos resaltar valores importantes que se nos dan a la hora de leer, como la amistad, la cultura…

  78. Abraham Lincoln consideraba la educación como algo muy importante para el desarrollo de los pueblos. Destacan dos frases muy significativas en este sentido cuando dice que sobre la educación solo puede decir que es el tema más importante en que nosotros como pueblo debemos involucrarnos y también considera importante tener siempre presente cierta memoria histórica, ya que las personas ignoran su historia y están condenadas a repetirla.

  79. Esta carta dice verdades sobre la vida y cada frase es más sabia que la anterior. En esta carta se encuentran diversos valores, como la amistad, la cultura y cómo saber llevar estos valores. Realmente creo que es de mucha importancia socializar en este tema con el resto de personas, ya que una buena educación nos hace mejores personas con mejores valores.

  80. Esta lectura me pareció algo no muy común, ya que la mayoría de veces no he visto que alguien le escriba una carta a un profesor, pero la carta contiene frases muy bonitas, que si te pones a pensar tal vez coincidan con tu formación académica, también veo que la carta no habla sobre las típicas enseñanzas, como matemáticas, literatura, etc., sino de algo más relacionado con el día a día.

  81. En la carta nos da a conocer la importancia de los padres en el rol de la educación para que comprendamos con claridad la vida y que un profesor no está sólo para preguntarle sobre temas de estudio, también para que nos oriente. Aunque no haya sido escrita por Abraham Lincoln nos deja mucho en que pensar.

  82. La carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo nos enseña qué y cuál es la importancia y la responsabilidad de los padres al educar bien a sus hijos. Me ha gustado mucho esta carta que nos deja una buena enseñanza; nuestros padres también pueden ser nuestros maestros y nuestros maestro no pueden solo enseñarnos materias de estudio sino muchísimas cosas más.

  83. Se expresan los valores que un padre desea que le enseñen a su hijo, y el autor trata de expresárselos al maestro de una forma sorprendente. Quiere que le enseñe a su hijo los valores más importantes, en qué consisten y para qué le van a servir más adelante a lo largo de su vida, le hace reflexionar al maestro, trata de enseñarle lo que se puede hacer.

  84. Los valores que el padre quiere que enseñe el profesor a su hijo son los valores que todas las personas del mundo tendrían que poner en práctica, ya que la mayoría de personas se creen superiores por el simple hecho de haber tenido éxito en algo, y poco a poco las personas van olvidando sus raíces y que lo más importante es el amor a uno mismo y a los demás. Además, Abraham Lincoln nos deja mucho en lo que pensar a todas las personas.

  85. Creo que la carta en sí también quiere que entendamos que el estudio va mucho más allá de las materias, los números, las reglas, etc. Pero vemos cómo Abraham Lincoln, de manera sabia y correcta, le dijo al maestro de su hijo que tratara de enseñarle valores para que aprendiera a tener una concepción de la vida.

  86. En esta carta se nota la responsabilidad que toma un padre de familia por su hijo en su educación, nos habla sobre algo muy importante, que es el saber de todas las cosas y no específicamente de materias como matemáticas o ciencias, sino poner en práctica los valores y la creatividad de cada ser humano, nos enseña que siempre debemos aprender a escuchar comentarios que pueden beneficiarnos en nuestra vida cotidiana. En la carta lo que indica el padre son consejos que nos ponen a reflexionar y nos concienzan sobre la manera de reconocer lo malo de lo bueno para avanzar en nuestro aprendizaje.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *